Fuerteventura y Lanzarote seguirán esperando por la bonificación al combustible que ya disfrutan las Islas Verdes

Fuerteventura y Lanzarote tendrán que esperar a un estudio para toda Canarias para poder disfrutar de la misma bonificación al precio del combustible que ya disfrutan las Islas Verdes. Desde el inicio de la medida, han salido a relucir las deficiencias y consecuencias no deseadas de la misma. Se evidencia también, la incapacidad de las administraciones canarias para intervenir ante prácticas abusivas en materia de competencia 
Jana González, Manuel Hernández y Fernando Enseñat, en el Parlamento.
Jana González, Manuel Hernández y Fernando Enseñat, en el Parlamento.

El Parlamento de Canarias vivió en su último pleno un episodio más en torno a un tema candente en Fuerteventura y Lanzarote, la reclamación para extender a las dos islas orientales una bonificación al precio del combustible que ya disfrutan las llamadas Islas Verdes, La Palma, La Gomera y El Hierro. 

La medida, que supone un ahorro de 20 céntimos por litro de carburante en estas tres islas, está vigente desde el día 1 de abril, al incluirse en la Ley de Presupuestos de Canarias 2024. Para poder extenderla a Fuerteventura y Lanzarote, sería necesario una modificación del presupuesto, u otra fórmula aún por definir. 

Entre finales de 2023 -en que se empezó a hablar de la medida, por su inclusión en las cuentas regionales- y este último pleno, han pasado más de seis meses. Y en este tiempo, han salido a relucir numerosas aristas de la misma. 

Por ejemplo, se ha cuestionado que los turistas disfruten del descuento al igual que los residentes, o que los estudios que habilitan la medida están desactualizados, de modo que entre las propias islas con bonificación hay grandes diferencias. Antes y después de aplicarse el descuento, les sigue costando mucho más el combustible a los vecinos de El Hierro que a los de La Palma.

Evolución del precio de la gasolina por islas de enero a abril.
Evolución del precio de la gasolina, por islas, de enero a abril.

También se ha cuestionado la eficacia de la medida, argumentando que los operadores suben los precios coincidiendo con la ayuda, y absorbiendo de antemano parte de la bonificación, algo que se compara con la bonificación estatal durante la pandemia.

Y por último, está el interrogante del coste económico de la medida. Si la bonificación está vigente desde abril a diciembre de 2024 (ampliable seis meses más) y se ha estimado en 9 millones de euros para las arcas públicas este año, ¿cuánto costaría su aplicación en las dos islas orientales si se incluye a los vehículos de alquiler? 

El incremento sería significativo, considerando que Fuerteventura y Lanzarote cuentan con casi el triple de población que las tres islas occidentales, y que reciben más de 5 millones de turistas cada año, multiplicando por 25 los 200.000 turistas de las Islas Verdes.

Acuerdo en general, desacuerdo en particular, para llevar el descuento a las islas orientales

Manuel Hernández en el Parlamento.
Manuel Hernández en el Parlamento.

El debate en el pleno de este pasado miércoles, 8 de mayo, se produjo a raíz de una moción del Partido Socialista, que defendió el diputado majorero Manuel Hernández Cerezo. Solicitaba la aplicación inmediata de la bonificación en las islas orientales, con un diferencial del 40%. Esto es, entre 8 y 12 céntimos de rebaja, frente a los 20 céntimos de las Islas Verdes. 

Hernández Cerezo explicó a Fuerteventura Digital que su formación apoya la bonificación del combustible en las Islas Verdes, pero también “pedimos que se extienda de forma proporcional a la islas orientales, que cuentan con precios medios de combustible superiores a las islas capitalinas”. 

Para él, la postura de los grupos parlamentarios que apoyan al gobierno que encabezan Fernando Clavijo (CC) y Manuel Domínguez (PP), es “una nueva tomadura de pelo”, una manera de “escurrir el bulto”. 

Recordó que la primera PNL (Proposición No de Ley) presentada en diciembre fue “tumbada por CC y PP”, que esta es la tercera vez que la mayoría parlamentaria rechaza las propuestas socialistas, y que en la interpelación semanas atrás a la consejera de Economía, Matilde Asián, esta se mostró esquiva y no asumió ningún compromiso con Fuerteventura y Lanzarote. 

En frente en el debate, estuvo otra majorera, Jana González, que por primera vez en este tema hizo de portavoz del grupo nacionalista, pues hasta ahora lo había sido el también presidente del Cabildo de Lanzarote, Oswaldo Betancort, quien tal vez empiece a experimentar el desgaste en casa. 

Jana González matizaba que los datos en base a los cuales se ha aplicado la bonificación en las Islas Verdes están desactualizados:

“Estamos viendo que el estudio es antiguo, de la pasada legislatura, y que los diferenciales han cambiado. Han cambiado a peor en El Hierro, y a mejor en La Palma, por ejemplo”.

Jana González en el Parlamento (1)
Jana González en el Parlamento.

Si el Partido Socialista pedía la aplicación inmediata de la bonificación para Fuerteventura y Lanzarote, “nosotros hemos dicho, vamos a hacer un estudio actualizado, donde se determinen todos los diferenciales para cada una de las islas. Podrán ser 20 céntimos, o una cifra menor”, comentaba en declaraciones para Fuerteventura Digital. 

El tercer majorero en intervenir fue Fernando Enseñat (PP), quien recordó que ha sido este gobierno el que ha empezado a aplicar unas bonificaciones a las que se negó el ejecutivo en la anterior legislatura, en alusión al Partido Socialista.

“Muy claro. No tengan ninguna duda que el Gobierno de Canarias está trabajando para extender la bonificación del combustible a Fuerteventura y Lanzarote. Señores socialistas, a diferencia del gobierno de ustedes, nosotros aspiramos a hacer un gobierno serio y responsable, hacer las cosas con fundamento, apoyándonos en criterios técnicos y económicos”, comenzó Enseñat su intervención. 

Fernando Enseñat en el Parlamento.
Fernando Enseñat en el Parlamento.

Enseñat calificó la bonificación del 40% propuesta por el PSOE como “la cuenta de la vieja”, y propuso que las correcciones de la eventual ampliación de la bonificación tuviera en cuenta el nivel de renta en las distintas islas. 

Los diferentes grupos parlamentarios, de un modo u otro, se posicionaron según sus afinidades en la Cámara. Del lado del ejecutivo, CC, PP, Vox, ASG y AHI, y en su papel de oposición, PSOE y NC-BC.

El rechazo a dos de las tres propuestas de los primeros, según Hernández Cerezo, es por “aritmética parlamentaria o por intereses electorales”. Y en opinión de los segundos, para ampliar los mencionados estudios, considerando que “la bonificación del combustible debe realizarse en base a datos objetivos”, y así “abonar los sobrecostes del combustible conforme a los diferenciales de precios y el principio de competencia de cada una de las islas, no de forma arbitraria”, señaló Jana González.

En Canarias no existe un órgano para el control y vigilancia de la competencia

Al final, tras las enmiendas a la moción del PSOE, el único punto de acuerdo aprobado fue el siguiente: 

<<El Parlamento insta al Gobierno de Canarias a vigilar los precios del combustible con el fin de evitar la alteración fraudulenta de precios, penalizando las prácticas restrictivas que vulneren la libre competencia y que afecten al interés general>>. 

Sin embargo, se quedó por el camino el punto que pedía apremiar al Gobierno autonómico de Canarias para que constituya el Consejo Canario de Defensa de la Competencia, un órgano aún no constituido, y que según el Estatuto de Autonomía, permitiría velar y establecer sanciones que garanticen el principio de competencia, y eviten la alteración fraudulenta de los precios, como puede estar ocurriendo con este asunto.

“No hay un órgano competente. En la interpelación a  la consejera, nos habló de crear un observatorio de precios. Ya tiene a su alcance el ISTAC (Instituto Canario de Estadística), con datos prácticamente en tiempo real.  Ha tenido diez meses de gobierno para constituir el consejo”, protesta Manuel Hernández. 

Este punto no salió adelante por una mera cuestión semántica. La oposición pedía "iniciar" la creación del órgano, y desde el lado de gobierno hablaban de "continuar" con su creación. Tampoco aceptó el PSOE la enmienda que pedía al Gobierno de Canarias realizar los estudios que pedían CC y PP. 

Aunque este tipo de acuerdos en el Parlamento no sean vinculantes, los diputados y diputadas de las islas orientales, que juntos suman casi la cuarta parte de la Cámara, perdieron la oportunidad de acordar una moción unitaria.  

La consecuencia es que el ejecutivo no recibirá estas dos peticiones del Parlamento, y queda por ver si Fernando Clavijo y Manuel Domínguez movilizarán a sus consejeros para llevarlos igualmente a cabo. La propia consejera de Economía, Matilde Asián, ya ha manifestado que la bonificación a las Islas Verdes es un "banco de pruebas", y que si no funciona, está abierta a modificarla. 

Queda en el tejado del ejecutivo la pelota de aplicar una medida de corrección que permita compensar la diferencia de precios que sufren Fuerteventura y Lanzarote con respecto a Gran Canaria y Tenerife, y que sea también justa entre las cinco islas no capitalinas. 

Más en Parlamento de Canarias